1 dic. 2016

Aarti ampliación artículo...



Biodanza srt es un espacio de tierra fértil, dónde recibimos una lluvia de eco-factores positivos, unas condiciones favorables ofrecidas por el medio ambiente externo, que nos ayudan a desarrollar nuestros potenciales genéticos, floreciendo y abriéndonos a la vida, en todos los aspectos.



Este sistema, propone un cambio de paradigma al modelo sociocultural y de civilización deshumanizada; Biodanza invita a ver lo positivo de la vida, trabaja con la parte sana de los participantes, no pretende combatir la tristeza, si no aumentar la alegría, en lugar de enfocarnos en el miedo abordamos nuestro valor, no se provoca la ira, si no la confianza y la dignidad que faciliten un comportamiento asertivo. 
Y así, aprendemos a gestionar las emociones y nuestras relaciones, rescatamos los valores humanos, el trabajo en equipo, la escucha, la expresión y la comunicación, descubrimos nuestro funcionamiento -físico, mental y emocional-, potenciando nuestras virtudes, para ofrecer al mundo nuestras máximas capacidades. A través de la música, el canto, el movimiento y las situaciones de grupo, despertamos la alegría y el placer de vivir.


Este sistema nació en los años 60, por el psicólogo, antropólogo y artista chileno, Rolando Toro Araneda. Su metodología vivencial, propicia la integración holística del ser humano, devolviéndole la conexión a la vida. Aunque la propuesta sucede en una matriz grupal, cada participante avanza a su propio ritmo, mediante el abordaje de las 5 líneas de vivencia.


Estas líneas, fueron estimuladas o reprimidas en una época temprana de nuestra vida, y son aspectos esenciales para nuestro desarrollo existencial. Con la práctica regular de Biodanza srt, conseguimos restaurar, la vitalidad, la sexualidad, la creatividad, la afectividad y la transcendencia:


La primera línea es la que nos conecta a la vida: la vitalidad, es un concepto pulsante dentro del cual se expresan el movimiento y el ímpetu, pero también el descanso, una vitalidad sana, está en armonía y oscila entre la acción y el reposo.




La sexualidad, es la que nos permite descubrir que cosas nos gustan, al experimentar el placer, y no se limita el término a la genitalidad, si no que se extiende llevando el placer a todos los aspectos de la vida.

Al saber que nos gusta, podemos recrearnos con la tercera línea de vivencia. La creatividad, la cual nos ofrece herramientas para expresar, innovar y construir.

Llegamos a la columna vertebral de Biodanza, con la afectividad: la capacidad de hacer vínculo con las otras personas a través del amor, amistad, altruismo y empatía. Esta línea nos invita a tomar nuestro coraje, para caminar con el corazón por delante, en todas nuestras relaciones, desplegando así el verdadero significado de ser humano. 

Y con la transcendencia establecemos conexión con la naturaleza y restauramos el sentido de pertenencia al universo.  

























Todas y cada una de las líneas de vivencias están presentes en una sesión de Biodanza, y según sea el grupo o el trabajo específico puede profundizar más en unas u otras.




Así pues Biodanza es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida;
Para experimentar sus grandes beneficios, es fundamental participar del grupo regular, dónde vamos nutriéndonos cada semana y dónde se va sedimentando, una base sólida para nuestro proceso evolutivo.  Este espacio es un camino de autodescubrimiento,  hace más de una década que llegó Biodanza a mi vida, y no ha dejado de sorprenderme, he visto la transformación en todas las personas que la practican.


Mi nombre es Erika Cervera, soy didacta por la escuela oficial de Biodanza SRT, educadora Biocentrica y facilitadora de procesos de crecimiento personal y desarrollo humano. Me licencié en Bellas Artes y realicé un máster en Producción artística, utilizo el Arte como alquimia del Ser humano. Desde hace ocho años, facilito grupos regulares e intensivos. En este tiempo me he especializado en Biodanza: Identidad y los 4 elementos, Biodanza y neochamanismo; Biodanza, voz, música y percusión. El árbol de los deseos, Sistema Biocéntrico para organizaciones; entre otras extensiones que me permiten entender al ser humano y disfrutar los misterios de la vida; y así expandir esta maravillosa herramienta que nos recuerda que el único camino verdaderamente importante, es el del amor.




 

Por ello os propongo, venir a conocer Biodanza y participar del grupo regular de Santa Eulalia, o  si quereis recibir un trabajo más intenso y profundo, puedes participar en el retiro del 8 al 10 de diciembre“Biodanza el Paraiso en la Tierra”, donde nos adentraremos en el edén, a través de Biodanza con Erika Cervera y la la energia D´Khîálà con A-tri-xa, (Anú), mujer medicina, quien canaliza cantos que son mensajes directos para tu alma.  A partir de enero, también podrás participar en un grupo enfocado en la energía femenina con “Biodanza el Ser Mujer”, o para disfrutar con los más peques habrá ”Biodanza para familias”.  Si te interesa saber más, puedes leer el artículo completo en biodanzaconerika.blogspot.com. Ven y déjate sorprender, Biodanza puede practicarla todas las personas, no hace falta saber bailar, ni tener ninguna forma física especial, sólo tener ganas de disfrutar y hacer de tu vida un espacio de felicidad absoluta. Pues como decía Rolando Toro: “no necesitamos más informaciones, ni mayor conocimiento, lo que tenemos que aprender, es a vivir”


  No hace falta saber bailar, no importa tu edad, sólo que tengas ganas de pasarlo bien y  recibir todos estos beneficios:






A NIVEL CORPORAL


- Fortalece el sistema inmunológico, generando estados de salud crónicos. 
- Aumenta la energía vital y las ganas de hacer cosas.
- Genera estados de renovación orgánica y/o celular, de manera que quienes han integrado la Biodanza a sus vidas por largo tiempo, lucen con menor edad de la que realmente tienen.
- Despierta los potenciales genéticos de Vitalidad, Sexualidad, Creatividad, Afectividad y Trascendencia.   

A NIVEL EMOCIONAL: 
- Nos permite reconectarnos con el sentir y expresar nuestras emociones, respetando cada una de ellas.
- Despierta la ¨ alegría de vivir¨.
- Estimula la creatividad existencial, asumiendo que la obra máxima que cada ser humano puede realizar es ser artífice de su propia existencia.
- Promueve el reconocimiento de la propia identidad y de la capacidad de poner límites que favorezcan el propio crecimiento.
- Nos revíncula con nuestros instintos y con la especie, generando la posibilidad de sentirnos parte de la tribu de la humanidad.
- Estimula el sentido de cooperación intraespecie,  el sentido de competencia. 
A NIVEL EXISTENCIAL: 

- Restituye nuestra capacidad de venerar la vida, en nosotros mismos, en los otros y en el planeta.
- Despierta la conciencia ética y ecológica.
- Promueve la vivencia de sentirnos uno con el todo.
- Nos ayuda a encontrar ¨nuestro lugar en este mundo¨. 










Actividad REGULAR Cada JUEVES:

BIODANZA srt en Santa Eulalia a las 19:30h en C/ San Jaume127, STUDIO8.
  • BIODANZA EL SER MUJER. Último viernes de cada mes de 19 a 22h


  • BIODANZA para niños y adultos LA FAMILIA ECOLÓGICA. Último domingo de cada mes de 11:30 a 13:30h







  •  Con Erika Cervera.   Más Info: 609611229,   FB: ERika Cervera Retamal







      Biodanza tiene la capacidad de modificar nuestra “danza existencial” y potencia lo que necesitamos para una expresión auténtica y plena de sentido.